29 de noviembre de 2010

K25 Trail de la Calderona

Este domingo pude disfrutar de una bonita carrera de montaña en la, para mí, no muy conocida Sierra de la Calderona, en la provincia de Valencia.



Puedes leer la crónica aquí.  Sería una pena si, como es muy posible, este evento desapareciera del calendario.  Crisis económicas y políticas, recortes de presupuesto, sobrecarga de trabajo del comité organizador... Algo de eso, o todo junto, amenazan no sólo esta sino muchas otras entrañables carreras de muy buen nivel participativo.

Difundir para promover, conocer para proteger.  Así ha sido la edición 2010.

22 de noviembre de 2010

6 razones para decirle SIIIIIÍ al chocolate


Mi interés, más o menos científico, por el chocolate data desde que era una niña. Con qué gusto me sometía a mis propios experimentos con el fin de determinar cuál era la mejor forma de ingerirlo. Podía dejar que se fundiera lentamente en mi boca, presionándolo contra el paladar… O por el contrario, dejar oír sus sonidos crujientes cuando mis dientes daban contra su brillante textura o masticaban las ricas sorpresas que ocultaba su interior… Por otra parte, ¿cuál estaba mejor: el chocolate americano o europeo? Y sobre todo: ¡¿por qué no fabricaron m&m’s azules hasta 1995?! Estas eran las preguntas con las que deshojaba el aluminio que envolvía mis bombones…

A medida que crecía, fui encontrando algunas respuestas, muchas de las cuales desbancaban esas terribles historias que demonizaban este alimento. Y ha sido el deporte el que ha metido definitivamente al chocolate en mi despensa.

Tanto si necesitas justificar ese pequeño gusto que te das cada día, como si necesitas razones científicas para incluir más chocolate en tu dieta, aquí hay SEIS (6) que tal vez te puedan interesar.


Para una mujer deportista, el único chocolate que interesa es el negro. A partir de 72% de cacao y sabiendo que su calidad nutricional aumenta conforme lo hace este porcentaje. Es cuestión de educar el paladar pasar del chocolate con leche (que no es más que una golosina), al chocolate negro:  verdadero alimento que no debería faltar en la alimentación de ningún deportista.

Como mis mejores entrenamientos suelen ser a primera hora de la mañana, antes de desayunar como dios manda, el chocolate es mi alimento fetiche. Junto a un café y un zumo de naranja, sigo mi ritual de hidratación y estimulación física y química antes de salir por la puerta de casa.

¡El chocolate no sólo es bueno para ti, sino que puedes hacer felices a otros también!

8 de noviembre de 2010

Así fue el KV Puig Campana 2010...

Una carrera bonita gracias a que la meteorología acompañó ese día y a un trabajo de parte de la organización que hace parecer fácil lo que no es.
Los tiempos para acabarla oscilan entre los 45 min de algunas ediciones hasta la hora y media. En cualquier caso, dentro de las carreras de montaña, los Kilómetros Verticales, aun con lo explosivo del esfuerzo exigido, son carreras cortas que no se prolongan demasiado. Son ideales para probar tu potencia y darlo todo en poco tiempo.
Un solo puesto de avituallamiento líquido a mitad del trayecto de subida es suficiente para aplacar la sed y rehidratarse antes de alcanzar la cumbre incluso en un día tan benigno (hasta caluroso) como el de este año.

Si quieres ir ligera y buscas la eficiencia máxima, no hace falta ni siquiera llevar a la cintura un botellín. En la cumbre (y meta final del tramo cronometrado) se encuentra el segundo puesto de avituallamiento líquido (más alguna barrita de cereales).
Hay bastante sombra en el tramo de subida, a diferencia del camino de bajada (y fuera de competición) que es muy soleado (no sobra el protector solar aplicado) y donde hay un tercer y último puesto de avituallamiento líquido-sólido muy bien abastecido.
La señalización del recorrido es inmejorable. La senda marcada por la organización con cintas blancas no se pierde en ningún momento. Se indican también con un letrero cada 100 m de desnivel. La parte más difícil del recorrido tal vez sea lo que se conoce como el Carreró, no sólo por lo empinado sino por las piedras sueltas que harán que más de alguna vez derrapes.
Reconforta saber que después de la subida, los últimos 200 m de desnivel muestran bastante más clemencia con los corredores. Es toda una experiencia correr los últimos 600 m hasta la meta. El terreno lo permite perfectamente; además, los senderistas llegados antes y miembros de la organización disponen de una buena panorámica para observarte estos últimos metros y ellos y tus propias piernas después de la dura subida te animarán a soltarte y coger un poco de velocidad hasta el final.
video
Es una carrera donde los guantes (con los dedos descubierto y apliques antiadherentes en las palmas, como los de los ciclistas) se vuelven indispensables a la hora de afrontar mejor los eventuales contactos con las piedras y ramas en los que tocará apoyar las manos durante los tramos más empinados de la subida. Como no hay demasiada vegetación que pueda arañarnos las piernas, con mallas cortas se corre cómodamente.

Ya en el pueblo de Finestrat, se recoge la bolsa del corredor, con camiseta de algodón conmemorativa del evento y calcetines técnicos. No estaría mal que se tuviera en cuenta que muchas de las correderas necesitaremos la talla pequeña.
Hay duchas con agua caliente y una comida abundante y variada atendida por un diligente personal de catering.
La 4ª edición se celebrará el 5 de noviembre de 2011. El período de inscripción suele abrirse a finales de septiembre hasta finales de octubre, pero no lo dejes para último momento ya que la participación está limitada a 350 participantes.
Si va a ser tu primera vez:
Dado que los que no son corredores también pueden disfrutar del bonito recorrido que se hace por esta montaña gracias a que existe la modalidad de participar como senderista, anima a quien quieras que te acompañe a que la haga andando y que te espere en la cima. No sólo te dará ánimos en el tramo final de la carrera, sino que podrá subirte ropa seca o algún cortavientos y luego emprender juntos la bajando caminando o a trote ligero.

5 de noviembre de 2010

Inmensa Marta

¡Marta Domínguez está embarazada!

Promete volver para las Olimpíadas de 2012.

Nuestros mejores deseos en esta nueva etapa de su vida.

3 de noviembre de 2010

¡Derecha esa espalda!


No suele ser normal pero sí frecuente ver entre algunos corredores con los “hombros cargados”.  Lo he venido notando últimamente, en esos minutos previos a una carrera en que estamos todos congregados en la línea de salida y una forma de pasar el (breve pero eterno) tiempo antes del disparo de arranque es observar a tus compañeros.  He de decir que en los chicos, sobre todo si son muy delgados, esto se nota bastante más, ya que ellos no tienen en el pecho lo que a nosotras nos ayuda a compensar visualmente la silueta.  Por explicarme mejor:  es como si tuvieran el pecho “hundido”.  

Pues bien, investigando un poco sobre el tema, he podido confirmar que no se trata de una mera impresión mía.  Este síndrome existe, es real y es el resultado de adoptar progresivamente la mala postura de girar hacia adentro los hombros.  Y tan cierto como eso lo es que se puede prevenir y corregir en gran medida.  Como no creo en la hipnosis ni en la homeopatía, propongo algunos ejercicios sencillos para incorporar a tu rutina diaria  o para realizar en los días que descanses de correr.  Son sólo cinco, para que tengas para elegir en función de tu tiempo libre y material para trabajar del que dispongas.

Si quieres saber un poco más, lee el siguiente artículo de AtalantasWeb.